Blanca e inspiradora vivencia. Parque Nacional Zion. Retiro institucional COSTASALVAJE/WILDCOAST 2013.

Por Sofía Gómez Vallarta

Los primeros días de diciembre el equipo de 18 personas que conformamos la organización binacional COSTASALVAJE/WILDCOAST y que tiene por misión la conservación de los ecosistemas costeros y marinos y su vida silvestre, tuvimos la gran fortuna de visitar el Parque Nacional Zion que se encuentra en Utah en los Estados Unidos (http://goo.gl/5ncv1). Acudimos con el afán de llevar a cabo un retiro institucional, en el que actualizamos la información de nuestros proyectos y programas así como el plan de trabajo para el año que viene. Sin duda, en mi caso, más allá de los asuntos administrativos e institucionales que nos competen en la organización, conocer esta joya natural que alberga Nuestro Planeta Azul fue una experiencia inspiradora que me llenó de paz y motivación para seguir trabajando en pro de la conservación costera y marina.

El trayecto para llegar a Zion fue largo, salimos un domingo muy temprano de Ensenada, en donde se encuentran nuestras oficinas centrales en México, para cruzar la frontera y encontrar en Imperial Beach a nuestros compañeros de la organización en los Estados Unidos. Manejamos alrededor de 5 horas para llegar a la ciudad de Las Vegas donde pasamos la noche. Es muy impresionante encontrarse esta ciudad nada sustentable en medio del desierto, en donde por vocación del territorio no hay agua. La existencia de esta ciudad de la diversión le ha pasado una gorda factura por el costo ambiental que genera abastecerle de agua. Más impresionante aún es el contraste de esta ciudad con las llanuras y montañas rojas que avistadas desde la carretera interestatal 15 anuncian la cercanía con Zion. Los parajes comenzaron a vestirse de blanco y el frío se hacía patente a medida que subíamos la montaña por la carretera estatal número 9.  Dentro del parque y a los costados del camino pudimos observar decenas de venados Bura alimentándose de los matorrales, ubicamos algunas crías. Observamos también unos pavos silvestres y algunos faisanes que reposaban en el camino. La primera noche que pasamos en Zion la temperatura bajó hasta menos 13 grados centígrados.

 

Image

[Read more…]